El cochinillo segoviano y la característica manera en la que se corta con el plato son, sin duda, símbolos reconocidos la gastronomía segoviana.

Bien sabido es que el cochinillo es un plato típico de nuestra región, que se encuentra en la categoría de Marca de Garantía, por lo que es probablemente el más importante de la cultura de Segovia.

En un principio, como en todos los sitios, el cochinillo se cortaba con un cuchillo como es lógico. Pero lo lógico un día paso a un segundo plano y una nueva tradición se implantó en el arte de cortar el cochinillo en Segovia.

Este ritual nació fruto de la casualidad en un famoso asador segoviano, El Mesón de Cándido, que tiene su local cerca del Acueducto.

Un buen día el mesonero, Cándido Lopez, se disponía a servir un magnífico cochinillo a unos clientes de su mesón. Al presentarlo a la mesa y disponerse a cortar este manjar típico de Segovia, Cándido se dio cuenta que no tenía un cuchillo a mano. Un camarero le propuso cortarlo con un plato, y así lo hizo. El cochinillo quedó perfectamente trinchado, demostrando de esta forma su ternura ante los clientes que presenciaban el corte. A partir de este momento, se empezaron a utilizar los platos para trinchar el cochinillo en Segovia.

La decisión fue acertada, por eso siguió haciéndolo, convencido de haber encontrado un digno sustituto a las herramientas tradicionales de corte. Pero un buen día, al partir el cochinillo, el plato resbaló de sus manos y terminó estrellándose contra el suelo, arrancando el aplauso de los comensales. “¡Hoy hemos rematado la faena!”, exclamó el Mesonero.

Desde ese momento el ritual de cortar el cochinillo y más tarde romper el plato entró en la historia de Segovia. Actualmente se repite en muchos lugares de la provincia y la tradición dice que da buena suerte.

En las bodas hay, normalmente, una mesa especial para esta técnica en la que el camarero encargado corta el cochinillo. También hay músicos que tocan la tradicional jota segoviana y bailarinas con el traje regional. El mesonero, después de recitar algunos versos, corta la carne con un plato y lo tira al suelo para que se rompa. Cuando esta ceremonia termina, los camareros sirven el cochinillo y los comensales pueden empezar a comer. Curioso, ¿no?

¿Por qué se corta el cochinillo con un plato en Segovia?
5 (100%) 1 voto