El Castillo de Cuéllar, casa de los duques de Alburquerque

228

El Castillo de Cuéllar es una de las joyas de la provincia de Segovia. Visita obligada para los que recorran la zona y quieran disfrutar de uno de los monumentos más bonitos de la provincia.

El Castillo de Cuéllar es un monumento que está situado junto a un altozano, en uno de los extremos de la ciudad. De él nacía la muralla defensiva, que rodeaba totalmente el núcleo urbano y de la que aún quedan varios lienzos y puertas. Destaca la llamada Puerta de San Basilio, de traza árabe.

El Castillo y las murallas de Cuéllar fueron declarados Monumento Artístico Nacional en 1931. Hoy en día se puede subir a la muralla y pasear por el adarve.

Historia

El primitivo castillo de Cuéllar fue usurpado por Enrique IV a su hermanastra Isabel, a quien su padre Juan II se lo legara en su testamento. Enrique IV se lo concedió entonces a su favorito y valido don Beltrán de la Cueva, primer duque de Alburquerque, que comenzó la construcción de un nuevo y suntuoso castillo-palacio que sería terminado, en estilo renacentista, por sus sucesores en el siglo XVI.

Castillo de Cuéllar
Foto: Dan Walter

Descripción

Su planta es rectangular, y se halla flanqueado por tres torres cilíndricas situadas en cada uno de los vértices, y una cuadrada en el restante del lado suroeste.

En la parte superior de la fachada sur puede verse una amplia galería renacentista sostenida por enormes ménsulas, que rompe con su airosa construcción, la monotonía del muro. Bajo esta galería hay un balcón y un gran ventanal dan luz, respectivamente, al comedor y al gran salón de recepciones.

En la parte baja del torreón cuadrangular existe aún un elevado arco de ladrillo, bajo el que se abría una de las tres puertas que daban acceso a la fortaleza, y que parece ser restos de una edificación anterior sobre la que se construyó la parte actual. De esta forma, el visitante puede fácilmente observar cómo toda la parte baja corresponde a una primitiva construcción, en la que aparecen piedras sin labrar entre las que asoma el ladrillo, según la técnica empleadaen anteriores edificaciones, y sobre la que se construyó en 1464, el actual castillo, que es de estilo gótico casi en su totalidad.

Visitas

La Oficina de Turismo (ubicada en el mismo castillo) abre durante todo el año, y se realizan pases guiados al castillo diariamente. Los fines de semana y festivos se realizan visitas teatralizadas a lo que se conoce como el Castillo Habitado, donde la visita cobra una magia especial al ser los propios personajes del castillo quienes lo muestran al público. Para informarse sobre reservas y horarios se puede contactar con la Oficina de Turismo a través del teléfono 921 142 203 ó la página web www.cuellar.es.

El Castillo de Cuéllar, casa de los duques de Alburquerque
Valora este artículo