La iglesia románica de Santa Columba fue la más espectacular de la ciudad de Segovia desaparecida en el siglo XIX.

A los pies del Acueducto de Segovia, en la plaza del Azoguejo, durante una época pasada existió una de las iglesias mas espectaculares que se han construido en la ciudad de Segovia. Hablamos de la desaparecida iglesia de Santa Columba.

Santa Columba
Grabado donde se muestra la iglesia de Santa Columba junto al Acueducto de Segovia

Como bien muestra el grabado del siglo XVIII, el Acueducto compartió ubicación con esta iglesia durante varios años. La iglesia de Santa Columba fue un templo católico bajo la advocación de Santa Columba de Sens, ubicado en la plaza del Azoguejo, junto a la escalinata que sube a la muralla y al lado del acueducto romano. Fue rehecha en el siglo X y demolido entre 1930 y 1931.

Se desconoce la fecha de su construcción, que se llevó a cabo sobre los arenales que habían servido de rampas para subir las piedras durante la construcción del acueducto de Segovia, por lo que siempre tuvo problemas de cimentación.

La historia conocida, con algo de leyenda, cuenta que el Conde Fernán González, al reconquistar Segovia en el siglo X del poder musulmán restauró el templo y su anejo, el de Santa Lucía. Edificado el templo sobre los arenales que sirvieron de rampa para levantar las piedras del Acueducto, no pudo evitar su ruina que finalmente, en la noche del 17 de enero de 1818, se desplomó por completo su torre mudéjar, siendo trasladado el culto al convento del Carmen hasta que se llevaron a cabo diversas reformas.

El derrumbe de la nave central producido en 1820 hizo que fuese desalojada de nuevo, y los sucesivos desplomes convirtieron el templo en ruinas.

Los feligreses determinaron demoler los restos para hallar mejores cimientos y levantar un nuevo templo neoclásico con cúpula y dos torres. Dichas obras comenzaron en 1828, y pervivió el templo hasta el año 1931, cuando fue mandado demoler por disposición civil.

En 1843 fue promulgada la ley de supresión de parroquias. Santa Columba fue anexada a la parroquia de San Millán, donde tradicionalmente se siguió celebrando su fiesta el 31 de diciembre, así como otros actos religiosos, como sus Catorcenas.

El Gobierno de España adquirió en 1863 los restos del edificio, que fue demolido entre 1930 y 1931. Finalmente en 1998 un grupo de vecinos crearon una hermandad y una asociación con su nombre, y levantaron una capilla en el mismo emplazamiento en el que se ubicaba la iglesia, donde recibe culto esporádicamente.

El espacio que ocupaba el antiguo atrio es utilizado actualmente por el Patronato Municipal de Turismo, albergando una oficina de información que está ubicada sobre la antigua cripta de la iglesia, único resto original que se conserva.

Santa Columba

Aspecto de la iglesia de Santa Columba

Su aspecto se conoce por varios grabados que se conservan realizados en el siglo XIX, así como por la documentación de la época. Se trataba de un templo levantado sobre una plataforma de granito con una escalinata lateral para poder acceder a la iglesia. Su rasgo más recalcable era la torre del campanario de estilo mudéjar.

Los ábsides de la iglesia, así como la torre del campanario se situaban en la parte más próxima al acueducto. Los arcos del atrio eran en su mayoría de herradura y la plataforma estaba coronada por una balaustrada de hierro con pretiles de granito y bolas.

A nivel de la plaza del Azoguejo se encontraba una fuente de tres surtidores diseñada por Pedro de Brizuela, que aún persiste tras el derrumbe de la iglesia. Esta fuente ahora mismo está situada en la terraza que se construyó en lugar del templo durante el siglo XX.

En su interior contaba con cinco capillas: la capilla mayor y otras cuatro laterales, bajo las advocaciones del Cristo de la Buena Dicha, Santa Catalina, San Juan y San Crispín.

También contenía cuatro altares, un púlpito con escalera de hierro y varias lámparas de plata. El suelo de la iglesia estaba embaldosado y las paredes pintadas de blanco.

Santa Columba, una iglesia a los pies del Acueducto de Segovia
4.5 (90%) 10 votos