Descripción de la Fuente Salada

En esta ocasión nos tenemos que situar en la carretera Madrona – La Losa, a unos 10 minutos de la capital. Allí existe una fuente, enclavada en un paraje precioso, cuyas aguas se consideran curativas. Está rodeada de tierras de labor y de un pequeño prado con sauces.

AmerBik
Foto: AmerBik

Esta fuente tiene una bóveda de medio punto y un pilón de grandes dimensiones. Es uno de los componentes de un complejo de construcciones destinadas a sanar enfermedades, algunas de ellas relacionadas con la piel o el sistema digestivo. Sus aguas se consideran medicinales y se caracterizan por un fuerte sabor final a, nada más y nada menos, huevos podridos, pero cuyo efecto es fugaz, apagando la sed sin dejar rastro de sabor ni de olor.

La Leyenda de la Fuente Salada

Cuenta la leyenda que en tiempos muy antiguos pasó cerca de allí una reina mora que se iba a casar con un noble cristiano.

La bella joven quedó encandilada por el paisaje, de tal manera que mandó desviar su carruaje para verlo mejor. De repente, la mala suerte se adueño del carruaje, adentrándose en lodos y arenas movedizas. La tierra se tragó todo.

El noble cristiano fue en busca de la joven reina. Al llegar al lugar de los hechos le contaron lo ocurrido. Tal fue su tristeza que no pudo contenerse y sus lágrimas comenzaron a caer desde sus ojos. Lloró durante días sin descanso. Lloró tanto que sus lágrimas formaron un charco del que salió una fuente: La Fuente Salada.

La gente del lugar comenta que si no te lo crees que te acerques un 7 de Junio con la luna llena en lo mas alto. Dicen que en ese mismo momento podrás escuchar el relinchar de los caballos y los llantos del noble cristiano y su reina mora.

La Fuente Salada
Foto: AmerBik